Actualización fome

Les escribo desde mi hora muerta en el colegio. Empecé la práctica hoy y estoy abandonada a mi suerte en la sala de profesores.

Llegué tarde porque los colectiveros de mi localidad rural son desagradables, y pasan y no te quieren llevar, y cuando te llevan, ni te saludan. 

Tengo hambre porque salí más temprano de lo que esperaba para tomar locomoción y no alcancé a darle más de dos sorbos al té y una mirada coqueta a mi pancito.

Hace frío acá.

Estoy llena de miedo porque no tengo idea de cómo hacer que estas dos horas pedagógicas sean útiles.

He saludado a todos quienes se me han cruzado.

Sigo con miedo. Me haría un té, pero no sé qué haría si justo entrara alguien y justo estuviera usando su taza.

Tengo sueño también.

Ampliaremos.

Lamento estar perdida. Aún no tengo internet en mi casa (estoy viviendo en un sector rural con mi papá) y no he hecho mucho.

Siempre que digo que estoy de vuelta, paf, pasa algo y al final no me quedo.

Mientras, les dejo este gif de un mapache